miércoles, 30 de septiembre de 2009

Función Privada

El amor es una patadaninja

video

(producido y dirigido por quien les habla y el Sr. Lagorio)

martes, 29 de septiembre de 2009

FightClub

Me conociste en una época muy rara de la vida.

jueves, 24 de septiembre de 2009

nocturno

Con una paciencia de hormiga
extiende
su cuerpo sobre el asfalto
y se duerme
Hay un farol a sus pies
plantado
con evidente sueño
y ganas
de tener otra vida más emocionante
que
resignado
tal vez
conmovido
se apaga con un guiño
y cubre
con una manta azul oscura
al rey
absoluto
de la calle x

martes, 22 de septiembre de 2009

Platero y John

Una vez que empezás con las vueltas, estás jodido. Tenés que rezar para que nadie saque la sortija, o para que se inventen los peloteros y los juegos en red. Mientras tanto, tus ojos impávidos no encuentran otro camino que no sea el del laberinto redondo, empujando una monstruosidad de madera con música repetitiva.
Por suerte, al elefante le leyeron un cuento de Bucay (hay cada perverso en estos juegos) y descubrió que si quiere, agarra y se las toma. Como si no lo supieras.

Pero es tan difícil dejar de transitar las mismas esquinas!




pd De regalo: esto

viernes, 18 de septiembre de 2009

Donde va la gente cuando llueve

Te lo digo yo, que laburo en la calle todo el día:

La mujer es ese ser delicado, maravilloso y sensible, que al portar un paraguas en un día de lluvia se transforma en la criatura más desconsiderada y egoísta del mundo. Nunca (nunca) levantan un poco el paraguas cuando vienen de frente (con el consiguiente lacerado a la altura de los ojos para el transeúnte que se las cruce) y en general optan para su caminar por el costado interno de la vereda, el de los techitos, disfrutando de una doble protección y exiliando al resto de la humanidad a la lluvia más cruda y concreta.

La mujer se vuelve muy poco macanuda cuando porta un paraguas.

martes, 15 de septiembre de 2009

No te olvides

Nada más que eso. No te olvides.

lunes, 14 de septiembre de 2009

El aura no está

Dos pequeñas hormigas se encuentran en el ida y vuelta de su trabajador andar.

Hormiga 1: Estás igual.

Hormiga 2: La puta que vale la pena estar vivo.

Y siguen su camino, de la casa al trabajo y del trabajo a la casa. Ambas saben que es mentira, aunque hayan tenido la decencia de no mencionarlo, y eso les hará pasable la siguiente ronda, cuando otra vez la vuelta de la vida las encuentre, y tengan que fingir de nuevo que nada ha pasado, que los días no las ha desvencijado. Que es mejor hablar del tiempo, lloverá hoy, que asumir que ha pasado, otra vez, nuestro tiempo.



miércoles, 9 de septiembre de 2009

Frustración

Es cuando estudiás cuatro años de publicidad, y te dan para hacer una publicidad machista de jabón en polvo.