domingo, 12 de abril de 2009

Kiss


Salían del supermercado chino juntos, con las remeras del recital del día recién compradas . El tendría 16 años, ella un poco menos. Las mochilas rockeras, la cresta en el pelo, la bolsa de nylon con un par de cervezas heladas dentro. El tenía una pulsera con puntas y ellas un piercing en los labios.
Yo venía entrando cuando ellos salían de las cajas y la bolsa de nylon que llevaba las botellas no resistió más y se abrió. Hubo un ruido típico de rotura de vidrios, y el piso se llenó de espuma. La cajera los echó a los gritos, acusándolos de estar "pasados de droga", mientras él trataba de explicarle que no tenía la culpa, que la bolsa se había roto sola.
Los vi por la puerta de vidrio, ya en la vereda. Él se sacudía la cerveza de la ropa, enojado, ella se acercó despacio, y poniendole las manos sobre la cara, lo besó.

7 comentarios:

Esteparia dijo...

Simple y bello.

Pablo dijo...

quiero una historia así

Juan-D dijo...

Esteparia, gracias, viniendo de Ud. es un gran halago.

Pablito: yo tambien. Rompi una botella en el super pero me sacó el de seguridad.

Jose.- dijo...

Ver belleza donde muchos no la ven.
Sabiduría de pocos. Vos la tenés, exactamente por eso es un placer leerte.

Juan-D dijo...

Señorita Jose ud. me confunde con alguien más. Lo siento, o no.

Jo.- dijo...

Para empezar: desde hace 6 meses soy Señora. Señora Jose.
Para seguir: te confundo con otra persona, sí, pero no confundo lo que opino. Vos, quien seas Juan, ves belleza donde muchos no, donde casi todos no... por eso emcuentro hermoso lo que publicás. Hasta pronto! buena onda desconocido juan, no-negro, duaca!

Anónimo dijo...

top [url=http://www.c-online-casino.co.uk/]free casino games[/url] brake the latest [url=http://www.casinolasvegass.com/]free casino[/url] autonomous no set aside reward at the foremost [url=http://www.baywatchcasino.com/]loose gratuity casino
[/url].