lunes, 2 de junio de 2008

Camuflaje


Una de las cosas que más me gusta hacer últimamente es esconderme.
Salir con algo de música en el bolsillo y un libro en la mochila y desaparecer un rato.
Encuentro que cuando estoy perdido es cuando mejor me ubico frente al mundo.

Lo cual además de ser una deliciosa contradicción, es un descubrimiento genial y secreto. Un secreto recién llegado, que durmió un par de meses en el bolsillo corazón de mi campera rocker, colgando en la punta de una silla de mi cuarto.


Hasta que de golpe descubro que si me pierdo, si quedo escondido entre la gente, invisible a la luz, puedo estar tan tranquilo o triste como se me cante. Puedo pensar en nada y terminar pensando en ella. Puedo esconderme y ver la vida pasar un momento sin que nadie se de cuenta.

Pero por más bien que me esconda, siempre me terminan encontrando los mismos pensamientos.
(*) Última foto es robada de thesartorialist

6 comentarios:

Nat . dijo...

Hace poco en el tren se me piantó un lagrimon mientras leía mi último adorado libro "¿Arde París?", no me importó si alguien lo notó...En realidad estaba segura que nadie lo había hecho porque yo en ese momento era provisionalmente invisible.

Es una linda sensación encontrarse al perderse.

Duaca dijo...

Muy linda imagen, Nat. no lo lei, pero en algun momento lo haré. Yo me he quedado un rato largo en un banco de subte terminando Franny y Zooey mientras los trenes se vaciaban y se llenaban. Algo asi.

saludos

Diva dijo...

Esas fotos son de la bond? me gustan, vaquero.

Lagorio dijo...

Perderse a veces da mucho dinero, sino preguntele a Hugo Reyes.

Muy bueno Duaca

Anónimo dijo...

Muy buena foto!!!

y del perderse... qué puedo decir? también está bueno escaparse de vez en cuando!

Besos

Vale

Duaca dijo...

Lagos: Su humor, finísimo y eficiente como siempre

Val: gracias por la visita!