jueves, 9 de octubre de 2008

Crack

Y te despertás con la noticia de que todas tus acciones han vuelto a caer. Que tus tímidas inversiones fracasaron, pese a que en algún momento abrigaste esperanzas con saquitos de te chino.

Es lo que pasa cuando sos tu propio asesor financiero.



2 comentarios:

LUCHO dijo...

gracias man, sos un groso! lo tuyo no tiene nombre, sos el rey de las palabras...te veo el finde por tiro federal?

Duaca dijo...

Es imposible que me lo pierda. San Pedro, sol, los rubens y peter. Que mas?