viernes, 16 de mayo de 2008

Yo soy una estufa y vos mi kerosene

¿Cómo será vivir con un optimismo colorido e inocente estilo Palito Ortega? Digo, pensar que la vida está llena de estrellitas y canciones pegadizas y sonrisas kolinos. A mi siempre me ha intrigado.
Quiero decir, existe realmente gente así. Yo conozco algunos. Y siempre me pregunté si será fruto de un proceso de negación patológico o de un desprendimiento cosmico y espiritual.
A veces de las dos cosas.
A veces está bien así. Y muchas veces yo quisiera también.
Pero es que no soy para nada una persona triste. Al contrario, llevo el buen humor como una de mis cosas preferidas. Sin embargo, desde chico que pienso que el mundo es un lugar un poco triste, no por las desgracias y desastres que se ven en la tele, si no más bien por una suerte de desengaño sutil e invisible que tiñe todas las cosas. Nada grave, en realidad, pero que cada tanto no puedo evitar de ver.
Y a pesar de todo disfruto mucho. De las cosas que me gustan y hasta de la tristeza cuando viene. Y salgo a las fiestas y bailo como pipo cipollati en los twist y me río mucho.
Pero a veces siento que todos los demás tienen un secreto que yo no me sé.

4 comentarios:

Lagorio dijo...

Muy bueno me traslado a una epoca que nunca vivi pero conozco de memoria...

Duaca dijo...

Me alegra amigo. A mi me pasa igual pero no tanto.
Gracias por la visita (a proposito pasen por su blog, es un derroche)

Cecilia dijo...

Creo yo que la actitud que uno tenga frente a las cosas es importantísimo. Y poder frenar las oleadas negativas que a veces se nos pegan, también. No creo que ver la vida maravillosa sea negar la realidad. Pero verla negra todo el tiempo sería negarla también.

En fin, en estos momentos aprendo a vivir en paz y me gusta que así sea.

Impecable escrito, más allá de que tal vez no coincida con su forma de ver las cosas.

Beso.

Duaca dijo...

Gracias Cecilia, yo tampoco coincido con mi forma de ver las cosas.
Pero tampoco todo lo que escribo es una editorial. A veces me sale y punto, no se si es justo para mi o lo saqué de otro lado.