domingo, 27 de abril de 2008

Belleza Americana


En las películas basta con inclinarse a levantar una serie de cuadernos y carpetas caídos al suelo por una chica para comenzar una historia de amor.
Después sigue llevarle flores, sentarse a tomar un cafe con ella en la cafetería, invitarla al baile de promoción, recibir un puñetazo de un ex novio grandote, torpe y celoso, y ya. Tan fácil. No importa lo que uno haga, siempre resulta.
Hugh Grant sabe hacerlo mejor que nadie. Por más que se equivoque y sea cada vez más tonto, siempre llega al aeropuerto a tiempo.
En las películas uno se enamora y la chica se enamora de uno. Y resulta ser mucho mejor de lo que se esperaba. Las mejores historias de amor son las de las películas. Lástima que terminan.

Lo se yo, que trabajé en una, y ahora le tengo miedo a la oscuridad del cine.

9 comentarios:

Cecilia dijo...

Aplausos de pie para este post!!!!!

Dont´worry! Show must go on!

Love always return! Some day...

Besos!

Duaca dijo...

Sientese, no exagere!

Cambié la música del post para que pegue con la foto.
Y si, tengo detalles obsesivos

Cecilia dijo...

Mire, cuando voy al cine y la película me gusta, me subo al asiento y aplaudo. Qué tanto!!!

UMA dijo...

Una fòrmula demasiado sencilla, que por lo general en la vida diaria no se da, o tal vez resulte aburrido o demodè.
Prefiero los romances de la vida, me cuesta involucrarme con pelìculas de estas...aunque a veces me vendrìa muy bien:))
Un beso, Duaca

Ivana dijo...

Si bien no me gustan las frases cliché, alguien decía por ahí:
"No llores porque ha terminado, sonríe porque sucedió".
Saludos.

Anónimo dijo...

Las historias del cine idealizan una realidad que, a la vuelta de la vida, no deja de ser tal. Solamente necesitamos cierta perspectiva para recrear nuestra vida como una película.

Amo la oscuridad del cine.

Juan Manuel Soria

Cecilia dijo...

Vez porqué digo, Soria, que tenés que escribir!
Es lindo leer tus opiniones.

Saludos!

Duaca dijo...

JuanMa: Y resultaste un romántico a la final. Este blog si censura, te advierto, asi que a portarse bien.

Mirada dijo...

Los amores no prosperan en la realidad terrenal porque nos gusta soñar.
Y cuando encontramos de frente el amor, el que nos hace temblar por dentro... muchos recuamos para vivir la tranquilidad de la oscuridad.
Y luego siempre queremos lo que no tenemos y no lo tenemos porque nos falta valentía.
Yetem mi amoreeee... la la laaaa
:-) una cancioncita para aliviar mi negrura de comentario.
http://www.youtube.com/watch?v=UkUUaxjQCfI
Biquiños