miércoles, 30 de abril de 2008

Most of the time I'm halfway content

Ultimamente las cosas funcionan siempre de la misma manera conmigo. Quiero decir; lejanamente, como desconociéndome.
Y tengo que hacer malabares para poder entender esos mensajes imperceptibles, repetidos y disfrazados.



















Les adelanto que en general, las cosas que pasan no tienen ninguna trascendencia especial. Más bien, se trata de cosas sin importancia, como si fueran el resumen de noticias de un programa de la siesta. Ni siquiera son dañinas y a veces hasta pueden llegar a ser levemente graciosas.



















Las cosas importantes sucenden en otro lado, fuera de mí por el momento, como si me hubieran dado un respiro.



















Por la misma razón no estoy en posición de quejarme ni sentirme disgustado. Creo que necesito un descanso de las cosas importantes.
Necesito dormir cuatro días sin sueño, y otro más con sueños livianos.



















Pero nada de situaciones riesgosas ni conflictivas por ahora. Creo que he asumido la posición de mantenerme alejado de las cosas, y que las cosas han aceptado sin decírmelo. Y siguen su curso, por la orilla de enfrente.



















Mi vida se parece a una noche en donde sin ningúna razón uno decide quedarse despierto en casa mientras todos salen, inventando excusas para los amigos que insisten, fumando despacito frente a la luz azul de la tele viendo todo sin ver nada.



















(Dice mi abogado: Los contenidos aquí vertidos no se corresponden del todo con la realidad vital del autor, quien como todos sus conocidos sabrán, suele ser exagerado. Ante mí, conste.)

6 comentarios:

Nat . dijo...

"Las cosas importantes sucenden en otro lado, fuera de mí por el momento, como si me hubieran dado un respiro."
No te acostumbres, ni cantes victoria, porque en ese preciso momento simplemente suceden.

En cuanto a tu comentario, no tiene absolutamente nada malo ser feminista, solo que la mitad del tiempo no lo soy...

Saludos!

Duaca dijo...

Por eso mi abogado hizo la aclaración debajo...

Ivana dijo...

O entendí mal o me pasa a veces. O entendí mal.
En otro momento quizás lo hubiera escrito yo, con una prosa más deficiente, sacando el cigarrillo y sin las especificaciones de mi abogado, o por lo menos no para los que me conocen y saben que soy "drama-queen".
Claro, siempre y cuando mis interpretaciones coincidan con lo que expresa el autor.

Conclusión: Estuvo bueno el post.

Saludos

Cecilia dijo...

¿Así que tenés abogado?

¿Así que exagerado?

Conste.

besos y feliz día!

Duaca dijo...

O entendí mal, o soy exagerado.

Mirada dijo...

Lo escribes y describes muy bien, por eso me gusta leerte.
Biquiños